Logo

La imagen de gracias

La imagen de gracias de Schoenstatt

En abril de 1915 la actual imagen de la Santísima Virgen llegó al Santuario de Schoenstatt.

Se trata de una copia de una pintura del pintor Luigi Crosio (+1915), de fines del siglo XIX. El título original de la  imagen fue "refugio peccatorum." - Refugio de los pecadores

Un profesor de la Casa de Estudios trajo desde Friburgo esta imagen como regalo para los estudiantes. Ellos le dieron el título de “Mater ter Admirablis” (Madre tres veces Admirable), que se abrevia MTA. Este nombre lo tomaron de la Congregación Mariana de Ingolstadt con cuya historia y misión se sentían muy identificados.

El jesuita Padre Jacob Rem, quien dirigía la Congregación Mariana de Ingolstadt, comprendió a través  de una experiencia mística en 1604,  que la advocación de las Letanías Lauretanas  que más le gusta a la Virgen es de  “Madre Admirable”. De allí surgió la idea de repetir esta advocación tres veces y con ello la formulación: Madre tres veces Admirable. La Santísima Virgen es Admirable por ser Madre de Dios, Madre del Redentor y de los redimidos.

A lo largo de la historia de Schoenstatt se amplió este título.

En el período de confrontación con el nacionalsocialismo, el Padre Kentenich coronó a la Santísima Virgen en el Santuario Original. Ella demostró en ese difícil tiempo, ser una reina poderosa. Después del período de la persecución  nazi y el término de la Segunda  Guerra Mundial, el P. Kentenich la proclamó no sólo Madre sino también Reina: "Madre y Reina Tres Veces Admirable de Schoenstatt".

En el período entre 1951-1965 Schoenstatt fue probado por la propia Iglesia. El fundador del Movimiento de Schoenstatt, Padre José Kentenich, fue separado de su obra por 14 años. Al final de esta época difícil, tras el reconocimiento de la Iglesia y su rehabilitación como fundador, el P. Kentenich puede regresar a Schoenstatt el 24 de Diciembre de 1965. Tras su regreso, en gratitud por su acción y protección, agregó un tercer elemento: María no es sólo Madre y Reina sino también Victoriosa. Con ello, el título de la imagen de gracias de Schoenstatt quedó en su versión definitiva como: : “Madre, Reina y Victoriosa Tres veces Admirable de Schoenstatt.

La imagen expresa la profunda relación entre Cristo y María.

En la imagen está expresado también el papel de María como madre y educadora del tiempo actual. Sus ojos están mirando a las personas. Su mirada dice: Tú eres precioso y valioso a los ojos de Dios y a mis ojos (cf. Is 43,4.).


mas informaciones aqui