Logo

Lugar de gracias

Schönstatt, un lugar international de Peregrinación

Una pequeña capilla dedicada a María, un lugar de peregrinación y un movimiento apostólico internacional: esto es Schoenstatt, un sector del pueblo de Vallendar, ubicado a orillas del río Rin. El fundador del Movimiento de Schoenstatt, el P. José Kentenich, junto a un grupo de jóvenes de la Congregación Mariana, selló una Alianza de Amor con María en esta Capillita.

Aunque la historia del lugar de gracias comienza a principios del siglo XX, sus raíces van mucho más atrás en el tiempo. Se tienen registros del nombre del lugar “eyne schoene statt”(en alemán antiguo: “un hermoso lugar”) desde 1143. En la Edad Media, aquí se construyó un convento de monjas agustinas con una basílica dedicada a “Nuestra Señora de Schoenstatt”, de la cual aún se mantiene en pie una torre. La Capilla del cementerio del convento, de la cual se tienen registros desde 1319, fue destruída y vuelta a construir varias veces. Desde 1914 esta Capilla se convirtió en el Santuario de Schoenstatt, un lugar de gracias y peregrinación.

En 1901 los Padres Pallottinos adquirieron la propiedad en Schoenstatt y trasladaron aquí una parte del seminario menor que tenían ubicado en Ehrenbreitstein. En la primavera de 1911 fue construída una nueva casa de estudios, la misma donde actualmente se encuentra la Escuela de Teología. Todos los estudiantes de Ehrenbreitstein fueron trasladados a Schoenstatt. En 1912 comienza una nueva época con el nombramiento del P. José Kentenich como director espiritual de los jóvenes.

Su plan educativo era: “bajo la protección de María queremos aprender a educarnos a nosotros mismos, para llegar a ser personalidades recias, libres y sacerdotales”.

Un nuevo comiezo


El 18 de octubre de 1914, en la entonces llamada Capilla de San Miguel –hoy conocido como el Santuario Original- el P. José Kentenich dio una plática a los jóvenes estudiantes, la cual más tarde fue llamada “Acta de fundación” de Schoenstatt. “¿Acaso no sería posible que la Capilla de nuestra Congregación al mismo tiempo llegue a ser nuestro Tabor, donde se manifieste la gloria de María? Sin duda alguna no podríamos realizar una acción apostólica más grande, ni dejar a nuestros sucesores una herencia más preciosa que inducir a nuestra Señora y Soberana a que erija aquí su trono de manera especial, que reparta sus tesoros y obre milagros de gracia.”(18 de octubre de 1914)

Desde entonces estuvo claro el sello del lugar de peregrinación de Schoenstatt: María invita a los peregrinos a su Santuario a vivir una Comunidad de Vida con ella. Desde ahí, se preocupa cariñosa y personalmente de cada uno – nos regala la gracia del cobijamiento espiritual. Ella nos ayuda a amar a Dios y a los demás con todo nuestro corazón y a luchar por la santidad para nuestro tiempo en el día a día – regalando la gracia de la transformación interior. Y en el amor a Cristo, despierta el compromiso misionero para transformar el mundo – a través de la gracia del envío apostólico.

María, la Madre de Dios y la Madre del Redentor, es también la Madre de los redimidos, conociéndola así como la Madre tres veces Admirable. (MTA-Mater ter Admirabilis)

Este título dado originalmente a María por el sacerdote jesuita P. Jacob Rem en el siglo XVII, experimentó en Schoenstatt una revitalización.
Después de la segunda guerra mundial y superadas las pruebas de la Iglesia, el P. Kentenich extendió el título. Desde entonces María es venerada como la “Madre, Reina y Victoriosa tres veces admirable de Schoenstatt”. Su imagen de gracias se ha difundido por todo el mundo. Hay millones de fieles en más de 90 países que están vinculados a Schoenstatt y viven cada día de acuerdo a su fe cristiana y a su Alianza de Amor.

 

 

 

 

Schönstatt Gnadenort


Schoenstatt Gnadenort