Logo

Iglesia de Peregrinos

En la Iglesia de Peregrinos hay lugar para acoger a las miles de personas que visitan Schoenstatt.
Los peregrinos vienen de Alemania y de diferentes partes del mundo.

Ellos buscan un encuentro con la Madre, Reina y Victoriosa tres veces Admirable de Schoenstatt.
En las celebraciones litúrgicas resuenan las alabanzas a Dios, por las grandezas que hizo con María y que también quiere hacer con nosotros.

Muy cerca se encuentra la Plaza de Peregrinos. Esta cuenta con un Vía Crucis y un anfiteatro al aire libre, con lugar para miles de personas. Fue refaccionada para el Festival de la Juventud que se realizó el año 2005, previo a la Jornada Mundial de la Juventud en Colonia.


Un lugar de encuentro con Dios y la Santísima Virgen.

Todos aquellos que vienen a Schoenstatt están invitados a visitar la Iglesia de Peregrinos y participar en las celebraciones litúrgicas.
La Iglesia de peregrinos es un lugar de encuentro con Cristo en el Sacramento de la Eucaristía y de la Reconciliación.
Esta Iglesia está consagrada a la Madre, Reina y Victoriosa tres veces Admirable de Schoenstatt, cuya imagen de gracias encontramos en su interior.
Ante el Tabernáculo de rodillas y en oración, es María quien nos explica el verdadero significado de la Iglesia. Delante de la imagen de la Madre de Dios, los peregrinos pueden encender una vela para pedir y agradecer a Ella su intercesión.

El Altar de la Iglesia tiene una significación histórica. En él, el Fundador de la Obra de Schoenstatt,  Padre José Kentenich celebró la Santa Misa.

La Cruz –atrás del altar a la izquierda- es signo de la redención de Cristo, quien nos mostró el amor hasta el extremo. Su diseño colorido expresa la alegría de la Resurrección.

El Tabernáculo, la Cruz y el marco de la Imagen de Gracias fueron hechos por la artista chilena María Jesús Ortiz de Fernández.

El diseño curvo del techo llama la atención. Las vigas de madera laminada están firmemente conectadas al suelo. Primero van rectas y luego se empinan de forma curva hacia arriba, símbolo de que Dios nos lleva hacia Él.
Las ventanas grandes de la parte superior, iluminan la iglesia y la sumergen en la luz, símbolo de que Cristo es la Luz del mundo, Él ilumina nuestro camino de vida.

La iglesia de Peregrinos está construida en forma circular, semejante a una tienda. Esta forma circular se halla una y otra vez.
En la ceremonia de bendición el arquitecto dijo:
"Desde esta tienda en la tierra, dirigimos la mirada hacia lo alto: hacia la luz, hacia la cruz, hacia la cumbre, hacia el infinito".
Justo en el centro de la iglesia, en el piso hay una placa que indica que la iglesia está dedicada a la MTA, la Madre tres veces Admirable de Schoenstatt.

La iglesia fue construida en el umbral del tercer milenio, como un regalo para Dios Uno y Trino y para la Madre tres veces Admirable de Schoenstatt. Con sus 1350 sillas esta iglesia ofrece un lugar para un gran número de peregrinos.
La construcción ecológica ayuda a que el hombre y la naturaleza encuentren armonía y unión en Dios. La madera da calidez a la iglesia y cercanía a la creación de Dios.

La Cruz en la cúspide del techo cierra la forma circular de la iglesia. Es dorada y apunta hacia la luz y el sol; símbolos de la Resurrección en que creemos los cristianos. En el centro la cruz está rodeada de un anillo que no tiene principio ni fin, símbolo del Dios Eterno.
La base de la cruz termina en una esfera -el globo terráqueo- y en el que encontramos una gran “M”, que simboliza a María, quien permaneció de pie junto a la cruz y actúa como Compañera y Colaboradora de Cristo.

Las grandes puertas nos recuerdan el versículo del Salmo que dice:
"Qué alegría cuando me dijeron:
¡«Vamos a la Casa del Señor»!
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén. (Salmo 122)

Entremos a la tienda de Dios entre los hombres, busquemos la cercanía de María, abramos los ojos, los oídos y el corazón para descubrir los misterios que esta casa de Dios tiene para nosotros.

 

La Iglesia de Peregrinos en datos:

Año y tiempo de construcción: 1999, Enero a Julio
Arquitecto: Dipl.- Ing. Anton Alshut, Ratingen
Construcción en madera: Christoph Blum Holzbau GmbH, Neuwied,
en conjunto con Mohr Holzbau GmbH, Trier
Diámetro: 50 metros
Altura: Hasta el primer anillo de presión 12,60 m
Hasta el punto más alto de la cruz: 23,50 m 
Anillo: 9,50 m de diámetro
90 cm de altura
34 cm de grosor
8,8 m³ madera, parte más pesada de la construcción.
Madera: Abeto
Techo: Área de aprox. 2500 m² del panel inferior expuesto.
Para la construcción 32 cuadros se utilizó 165 m³ de madera.
En el extremo superior se observan 16 lámparas unidas entre sí con 13 m³ de madera, más las correas con 31 m³ de madera laminada.
Un total de 220 m³ de madera con un peso total de 110 toneladas (sin contar con el encofrado y estructura del tejado). Toda la madera (construcción y techo) es de madera natural, tratada solo con una protección ecológica incolora.

Suelo: Granito español "Amarillo Fiorito"
El piso debajo de las sillas es de madera siberiana de alerce.
Volumen en bruto: Cerca de 15.000 m³
Superficie total: 2.000 m²
   

 


Igelsia de Peregrinos


Iglesia de Peregrinos
en el interior